Saltear al contenido principal

¿Qué es la energía vital?

Las personas conocemos el «Chi», el «Prana», el «Orgon» o simplemente la energía vital desde hace más de 7000 años. Es mucho más que una mera fuerza vital. Es la energía de nuestra conciencia cósmica y, por lo tanto, la conciencia en su forma energética.

Antes de que un alfarero pueda moldear un cántaro, debe crear su imagen mental. De manera similar, también nuestra conciencia se conforma primero con energía, posteriormente con sentimientos y pensamientos. El Chi es la fuerza creadora de su conciencia. Y todo lo que le genera sufrimiento también se puede cambiar en su interior.

Visible para unos, invisible para otros, el Chi nos afecta a todos. Una perturbación sustancial de sus fuerzas debilitará su vitalidad y le llevará a la enfermedad y la muerte. Apacible, vívido y armonioso, el Chi debe fluir en su interior. No demasiado lento ni demasiado rápido. Cuando los órganos acusan un exceso o un defecto de Chi, la enfermedad, mental o física, da comienzo. Resolver estos bloqueos es el objetivo de nuestras sanaciones.

Pida cita ahora

Individual | Personalizada | Sanadora

El sistema energético

La sangre y el Chi están íntimamente relacionados. El signo más evidente de ello es su presencia o ausencia común en las extremidades. Allí donde fluya mucha sangre, el Chi también será abundante. Nuestra sangre fluye por un sistema de vasos sanguíneos y nuestro Chi lo hace por los vasos del Chi, denominados meridianos. La circulación de ambos sistemas nos mantiene vivos, uno en términos de materia física y el otro en términos de materia sutil. Ambos abastecen, limpian y reparan nuestro organismo, sirven para repeler influencias dañinas y conforman nuevos canales por los que fluyen, cuando los antiguos están obstruidos. El Chi es nuestra sangre espiritual, puede bullir, estancarse, entrar en efervescencia y cicatrizar heridas.

Las experiencias desagradables, cuyos impulsos (en su mayoría agresivos) no hemos podido manejar, generan en ocasiones rupturas y heridas en nuestro cuerpo energético. Las vivencias humillantes nos hacen, de hecho, enfermar.

El autoestima es, a este respecto, un eje central de la Sanación Chi de Hartmut Lohmann. Liberar a la propia autoestima de sus viejas heridas emocionales constituye una sanación importante. La propia autoestima está a menudo lastrada por viejos sentimientos de inferioridad, lo que genera síntomas y autoagresiones. Los traumas de la infancia tendrán este efecto durante toda la vida, si no resolvemos el conflicto emocional que se deriva de ellos.

Estaremos encantados de ayudarle a sanar su autoestima y de dispersar los viejos traumas de su infancia. ¡Póngase en contacto con nosotros!

Sanación Chi

Martin Wertsch
Heilpraxis Bochum UG (responsabilidad limitada)
Freiligrathstraße 52
44791 Bochum
0234 414 93 054
info@chi-heilung.de

Medios de pago | Envío y entrega| Desistimiento
© 2020 Sanación Chi - Todos los derechos reservados. | design by HOMEPAGE HEROES

Close search
Carrito
Volver arriba